lunes, 14 de diciembre de 2009

Educando con valores, una vision desde la docencia.

Cuando hablamos de la Educación en Valores, hay muchos factores que son importantes para lograr buenos resultados. Por supuesto están los Valores en sí que, como "cualidades que hacen valiosas las cosas, dándoles determinada importancia" son el eje de la formación integral del educando en este aspecto. Luego están las personas, o debería decir, primero están las personas, ya que toda educación en valores no puede abstracta o impersonal. Tanto los alumnos como los docentes se encuentran incluídos en un sociedad que se rige por costumbres (mores) que determinan el accionar moral de cada uno. Por tal motivo, la Educación basada en Valores debe ocupar un lugar preponderante en la estructura formativa del sistema educativo.
En el caso de los docentes, su accionar en la educación en valores es determinante y debe ser parte de su formación profesional docente desde el principio de su carrera.
Para ayudar a construir una educación basada en valores, el docente debe poseer una firme formación en el area que le permita no solo manejar los conocimientos necesarios para educar sino también poseer y respetar un código deontológico que rija su accionar como profesional de la educación. De esta forma el concepto de "Educar con el Ejemplo" se convierte en una máxima que, junto con otras, delimitan el quehacer del docente dentro y fuera del aula.
Pero, entonces ¿qué relación existe entre la educación, los valores, la ética y la deonotología profesional?
Como sabemos, la educación más allá de la formación en competencias técnicas y saberes académicos, en sus diferentes propuestas y niveles, tiene por objetivo "formar ciudadanos de una manera integral, preparados para vivir en una sociedad basada en los principios de dignidad, respeto, igualdad e integración". En este marco, es importante destacar que la educación debe "articular la universalidad del fenómeno humano con la pluralidad de formas en que éste se dá históricamente". La Ética aparece entonces como un "vehículo filosófico de la moral" que "sugiere" sin imponer ni cohesionar; que racionaliza el control de los instintos y delimita las normas que rigen las relaciones entre hombres permitiendo que éstos lleven una vida plena.
Como decíamos anteriormente, la enseñanza de los valores adquiere en este contexto mucha importancia y debe incluirse desde un nivel curricular en las aulas de todas las escuelas. Pero para que esto pueda convertirse en una realidad, es fundamental que los docentes no sólo posean una sólidad formación al respecto sino tambien que se rijan por una serie de normas consensuadas entre todos, que dejen sentadas las bases de un documento que delimite su ejercicio profesional. Estas normativas pueden tomar la forma de un "Código Deontológico Docente". En él, por medio de una serie de enunciados del tipo de "Derechos y Obligaciones" se fijan los principios éticos que deben estar presentes en el ejercicio de la profesión docente.
"El código deontológico es el instrumento práctico que construye nuestro posicionamiento ético de la profesión; código deontologíco que aborda la ética desde bases filosóficas de principios practicos y de sentidos personales."
La Ética, como afirma Veatch, pertenece al orden ideal. Se fundamente en valores y principios morales, velando por ellos.
La moral no tiene sólo un componente subjetivo o de conciencia, sino que para concretarse requiere además un componente objetivo.
"Se trata pues, de fijar normas de conducta que guien y faciliten la labor profesional de los educadores"

Algunos Links con información al respecto:
http://es.wikipedia.org/wiki/codigo_deontologico
http://www.consejogeneralcdl.es/cod_deon.html
http://www-cdlcm.es/Codigo_deontologico.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada